Novedades

El uso del polipropileno en la fabricación de mascarillas faciales

By 20 abril, 2020 No Comments

La demanda de mascarillas en el sector salud va en aumento, ya sea para ofrecer protección contra la contaminación atmosférica o contra cualquier amenaza bacteriana o viral, como el brote actual de coronavirus. El rol del polipropileno en la fabricación de mascarillas no es muy conocido. Por eso, Iberoplast, fabricante de sacos de polipropileno, ¡te cuenta su potencial! 

¿Estás buscando información sobre las mascarillas para satisfacer tus necesidades de abastecimiento médico y protegerte cuando sales de tu casa? En esta oportunidad, hemos creado una guía describiendo algunos conceptos básicos sobre los cubrebocas, incluyendo la manera en que se fabrican, para qué se usan, materiales, componentes y tipos. 

¿Cómo se elaboran?

Las mascarillas quirúrgicas, que alguna vez fueron un pedazo de tela atada alrededor de la cara de un doctor o enfermera, se fabrican actualmente utilizando telas no tejidas hechas de plásticos como el polipropileno para filtrar y proteger. También, se encuentran disponibles en distintos estilos y grados dependiendo del nivel de protección que el usuario requiere. 

Materiales y componentes

Los materiales filtrantes de las mascarillas médicas no se suelen tejer. Estos materiales, que en un principio usaban fibras naturales, comenzaron a adquirir mayor importancia con la incorporación de los termoplásticos sintéticos, en especial el polipropileno, hace 40 años. 

El polipropileno termosellado es una tela o estructura en la categoría de los materiales textiles no tejidos. La ventaja más sobresaliente de la tecnología no tejida es la habilidad de producir telas o estructuras a un costo significativamente inferior que las técnicas más antiguas de tejido. 

El polipropileno es una de las 5 mejores resinas plásticas que se producen en grandes cantidades en muchos países. Se ha convertido fácilmente en una tela y estructura termosellada con una amplia gama de propiedades. Algunos de los parámetros que pueden variar son el espesor de la tela, la densidad de las fibras por unidad de área o volumen y la orientación media de las fibras. 

Para la filtración y la captura de partículas acuosas en las mascarillas médicas, las superficies de tela de rafia de polipropileno requieren una modificación para hacerlas más hidrolíficas (que atraen el agua) porque el polipropileno es inherentemente hidrofóbico (repelente al agua). Muchos métodos imparten el grado necesario de hidrofilicidad a la superficie. 

Estos materiales y procesos han producido un material viable para prevalecer en países industrializados. Su bajo costo permite que se emplee una sola vez y se deseche fácilmente. Las mascarillas de polipropileno termoselladas han reemplazado completamente a las de tela de algodón tejido y predominan en los componentes de filtración de los respiradores más comunes.

¿Para qué se utilizan?

 

Las mascarillas quirúrgicas están diseñadas para mantener la sala de operaciones estéril y evitar que los gérmenes de la boca o nariz de un usuario contaminen a un paciente durante una cirugía. 

Sin embargo, últimamente, se están empleando para evitar que un paciente con COVID-19 contagie al personal de salud por la boca o la nariz durante un procedimiento médico. De igual forma, algunas personas las están utilizando a diario cuando salen de casa para protegerse.

Te puede interesar: Polipropileno de baja y alta densidad

Tipos de mascarillas

Existen cuatro niveles de certificación ASTM (Sociedad americana para pruebas y materiales) en las que se clasifica las mascarillas quirúrgicas, dependiendo del nivel de protección que le ofrecen a la persona que lo utiliza:

  • Cubrebocas con protección mínima: son adecuados para procedimientos o exámenes cortos donde no habrán fluidos, spray o aerosol.
  • Nivel 1: a menudo, presentan lazos para colocarlas en las orejas y son la norma general para aplicaciones y procedimientos quirúrgicos con una resistencia de fluidos de 80 mmHg. Están diseñadas para situaciones de bajo riesgo donde no habrán fluidos, spray o aerosol.
  • Nivel 2: con una resistencia de más de 120 mmHG, brindan una barrera contra aerosoles, fluidos y spray ligeros o moderados.
  • Nivel 3: son para una posible exposición intensa a aerosoles.

Es importante resaltar que las mascarillas quirúrgicas no son iguales que los respiradores quirúrgicos. Por un lado, los cubrebocas están diseñados para actuar como barreras ante salpicaduras o aerosoles (como la humedad de un estornudo) y no ajustan la cara. 

Por otro lado, los respiradores están diseñados para filtrar partículas en suspensión como los virus y bacterias y crean un sello alrededor de la boca y nariz. Los respiradores se deben utilizar cuando los pacientes tengan infecciones virales o cuando se presenten partículas, vapor o gas. 

Ahora, ya sabes cómo se fabrican los tapabocas, cuáles son los materiales que se emplean, los tipos y el rol que tienen en el sector salud. Esperamos que esta información te haya resultado muy útil. Recuerda que además de protegerte utilizando un cubrebocas, también es muy importante el lavado de manos constante.

Si estás interesado en adquirir alguno de nuestros productos de polipropileno, contáctanos y con gusto te atenderemos. Nuestro equipo de servicio al cliente está listo para responder a tus preguntas y encontrar la solución perfecta para tus necesidades relacionadas con embalaje y contenedores flexibles en Perú, Chile y México.

adminstaff

adminstaff

Somos una empresa peruana que produce y comercializa sacos, telas y big bags de polipropileno con presencia en el mercado Nacional y América Latina, teniendo amplia experiencia en los principales sectores industriales: agroindustria, pesca, avícola, minería, química, construcción, entre otros.

Leave a Reply